Ir al contenido
Portada » Blog » Novelas Ligeras » Hachinan tte, Sore Wa Nai Deshou! » Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 3 Interludio 19

Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 3 Interludio 19

Interludio 19 - La depresión del hijo mayor de la familia Baumeister.

“Kurt-sama, aquí está el informe de la recaudación de impuestos de este año”. (Klaus)

“Gracias por tu trabajo. Déjalo por ahí”. (Kurt)

“Como desee”. (Klaus)

La temporada de cosecha ha llegado finalmente este año también.

Un impuesto fijo, que se paga con el trigo, cosechado en los campos del territorio, y Klaus, que es el jefe de la aldea principal, calcula la cantidad. El trigo recogido se almacena en un depósito junto a la mansión.

El trigo recogido es también un valioso ingreso de dinero en efectivo.

Después de venderlo al grupo de mercaderes, que viene del territorio del Margrave Breithilde cruzando la cordillera, lo llevan de vuelta a casa con grandes problemas.

Incluso si lo venden, he oído que se les dará un pequeño extra para que obtengan algo más que el precio original de mercado.

Teniendo en cuenta que se trata de una aldea agrícola en el campo, no puedo entender que algo como el precio del trigo cambie minuciosamente con el precio del mercado cada día.

Puede que me descalifique como heredero del señor feudal, pero aquí no hay forma de enterarse de estas cosas.

«(Si se trata de Wendelin-sama, siento que no tendrá tales problemas sin embargo…)» (Klaus)

Klaus, que vino a entregar el informe de recaudación de impuestos hace un momento, filtró previamente esas palabras en un susurro.

¿Realmente expresó esas palabras de forma inconsciente?

¿O dejó que las escuchara a propósito?

Realmente no puedo bajar la guardia con ese hombre.

Incluso mi viejo me dijo «No confíes en Klaus».

Incluso es dudoso que este informe de recaudación de impuestos haya sido calculado con precisión.

Klaus, con su posición social de jefe de la aldea principal, se aprovecha de la situación de haber sido encargado de todo el deber fiscal por padre.

Incluso existe la posibilidad de que ponga la parte que ha robado en su propio bolsillo.

«Los otros jefes de las dos aldeas restantes también lo están comprobando.
Por lo tanto, no hay ninguna posibilidad de que lo haga.» (Arthur)

Eso es lo que dice padre, pero como padre aumentó sin sentido a los medio hermanos y medio hermanas menores tomando una joven amante, que fue proporcionada por Klaus, no está en condiciones de decir eso.

Siempre es lo mismo con padre.

Envió soldados por orden del anterior Margrave Breithilde y la mayoría de ellos no regresaron llevándonos a una situación crítica debido a la proporción de hombres adultos en la población del territorio.

Además, ni siquiera se quejó de ello.

Se ocupó de cultivar nuevas tierras por el bien del Margrave Breithilde sucesor, que de vez en cuando envía un grupo de mercaderes como si nos mirara con total desprecio por no ser más que mendigos.

El producto de ese territorio rural, que se puede vender en el territorio del Margrave Breithilde, no es más que trigo.

A pesar de ser nobles, estamos embadurnados de tierra como los pioneros. Todo nuestro dinero se ha ido ahorrando de esta manera.

Los fondos para pagar a mis hermanos menores por debajo del tercer hijo, Paul, se esfumaron debido a los gastos de mi boda.

Para ser precisos, queda un poco.

Pero, la existencia llamada noble mantiene fondos en reserva para el peor caso.

Incluso los nobles pobres como nosotros lo hacen, por así decirlo.

Y padre hizo cambios inmediatamente después de mi boda.

«Ya me estoy haciendo viejo. Las partes, que te dejaré, aumentarán.» (Arthur)

Hasta entonces padre había tomado incondicionalmente el poder como jefe de la casa Baumeister.

Pero no hay ninguna razón particular para que me queje de este asunto.

Es necesario tener la autoridad absoluta como cabeza de familia para poder sobrevivir en un lugar tan remoto e inconveniente que no tiene absolutamente nada.

También es para la unidad de la población del feudo.

Supongo que no habrá ninguna disputa por la herencia, ya que básicamente está escrito que el hijo mayor tendrá éxito, ¿eh?

Hay razones por las que padre no me confió demasiado trabajo durante muchos años.

La primera es la existencia del segundo hijo, Hermann.

Ese hombre tiene más fuerza física que yo. Es un hombre popular que ocasionalmente dirige el entrenamiento de la población del feudo.

Su aspecto es intimidante, pero su popularidad entre la población del feudo se debe a que es un tipo divertido, si hablas con él.

En la casa noble de un territorio pequeño, la popularidad de un niño aumentará mucho si destaca en el liderazgo de un grupo pequeño y es competente en artes marciales como la esgrima.

Si es una habilidad al grado de Hermann, su existencia es la de una moneda de diez centavos en todo el reino, aun así, es mucho mejor que yo.

Esa fue la razón por la que se convertiría en una amenaza para la sucesión del hijo mayor.

«Hermann, te enviaré a la casa del Comandante Junior como esposo.» (Arthur)

«Entendido.» (Hermann)

Hermann no dijo nada más.

Incluso si tiene algo de confianza en su fuerza física, él mismo era consciente de que no tiene las habilidades significativas como señor feudal.

Y el siguiente problema era la existencia del quinto hijo, Erich.

Aunque destacaba en el tiro con arco, estaba por debajo de mí en el manejo de la espada, que es la preferencia de un noble.

Sin embargo, ese chico era inteligente.

A la edad de unos 15 años, causó cierto revuelo.

No, supongo que fueron padre y Klaus quienes lo causaron.

¿Qué crees que pasó cuando padre miró el informe de recaudación de impuestos que trajo Klaus?

Padre mostró el documento a Erich, que por casualidad estaba a su lado.

Erich, que examinó los papeles durante un momento, señaló varios errores de cálculo en diversos lugares del documento.

«Es decir, yo más que nadie. A pesar de ser joven, Erich-sama es excelente.» (Klaus)

Aparentemente los errores de cálculo en sí no eran algo considerable.

Sólo se tomó un poco de impuesto de más y por eso se devolvió a varias familias.

Klaus, al serle señalados sus errores, se disculpó honestamente y devolvió la cantidad sobrante.

¿Fue esta serie de disturbios algo causado arbitrariamente por Klaus?

¿También estuvo involucrado padre en ello?

El yo de entonces no encontró una conclusión.

Aun así, si tales rumores se extendían gradualmente en el territorio, tales conjeturas serían posibles también.

«Si aspiramos a ampliar sistemáticamente el territorio, ¿no sería mejor tener a Erich como próximo jefe de familia entonces?»

Sin duda, tal rumor debería haber sido difundido por Klaus.

Pero si perseguía eso sin habilidad, no es improbable que hurgando en la espesura apareciera una serpiente.

Además, tampoco había pruebas definitivas de que Klaus difundiera tales rumores.

Ni padre ni yo podemos encontrar tales discrepancias leyendo los informes de recaudación de impuestos.

Pero, de alguna manera, se sintió extraño al ver la actitud de Klaus al entregar el informe a padre, quien se lo mostró a Erich, quien pudo hacer algo parecido a un cálculo.

Los errores en sí no eran un gran problema.

Klaus incluso se disculpó honestamente y devolvió los impuestos cobrados en exceso de inmediato.

Y, sin embargo, tampoco es que le regañaran duramente por ello.

Al final, Klaus probablemente sólo se regodeó al poder confirmar la habilidad de Erich.

Realmente es un hombre que no me gusta nada.

Durante un tiempo después de eso fui cauteloso con Erich.

¿No estaba tratando de convertirse en el próximo jefe de la familia para ganarse los favores de padre?

Pero esa preocupación innecesaria terminó cuando el propio Erich declaró que iría a la capital a hacer el examen para convertirse en funcionario subalterno del gobierno.

Mi hermano menor Erich tenía un buen intelecto, era hábil con el arco, tenía una cara bonita y era popular entre las mujeres del territorio.

Francamente, eran hechos que no me gustaban en absoluto.

Y entonces apareció un chico perfecto.

Era el octavo hijo, Wendelin.

Nació en un momento en que el padre casi cumplía 40 años y la madre era sólo un año más joven que él.

Dada nuestra situación económica, incluso excluyendo a los hermanos menores nacidos por la amante, no pude hacer otra cosa que suspirar.

Si se tiene en cuenta la diferencia de edad, ni siquiera sería extraño que mi hermano menor fuera mi hijo.

Los demás hermanos menores y yo acabamos perplejos sobre cómo tratar a ese octavo hijo, que poco a poco se iba haciendo grande.

En realidad, mi preocupación estaba en otra parte.

Después de que Wendelin cruzara la edad de 3 años, siguiendo la orden de padre y madre, fue criado como un niño obediente, que no entorpecía el trabajo de los adultos.

Todos los días se recluía en la biblioteca de padre y, al parecer, leía libros, pero no era algo que me devanara los sesos a menudo.

Incluso padre casi nunca ponía las manos en los libros de la biblioteca. El único que lo hacía era Erich, que podía leer lo suficiente después de los 5 años.

Algo como una biblioteca sólo la construyen los nobles para aparentar. No hay ninguna necesidad de obligarse a leer nada.

Así era Wendelin. Pero después de que ese chico estuviera cerca de los siete años, sentí que su estado había cambiado.

Según la información de Erich, parecía recluirse en la biblioteca mientras decía «Quiero usar la magia».

Ciertamente, la biblioteca tiene libros relacionados con la magia. También hay una bola de cristal para evaluar la magia.

Para descubrir a los pocos magos, el reino distribuye esas bolas de cristal a los nobles y a las iglesias a bajo precio.

Tanto yo como los otros hermanos menores fuimos evaluados naturalmente cuando éramos niños, según me dijo mi padre.

Si yo tuviera el don, mi vida también podría haber cambiado, pero tampoco se puede esperar que en este mundo exista una historia demasiado buena para ser verdad.

Además, el señor feudal tiene el deber de evaluar a toda la población del feudo durante su infancia.

Ya que se aclarará una vez que tenga la bola de cristal en las manos, no es mucho trabajo.

El resultado fue que sólo existe una persona con aptitudes para la magia en la aldea principal.

Pero, parece que su maná es muy escaso.

El granjero Adam sólo puede liberar una pequeña chispa de fuego unas pocas veces al día.

Aunque la familia lo considere conveniente para encender la estufa de inmediato, me pregunto si realmente está bien llamarlo mago.


(N/T Vastolord: ¡O, el hombre encendedor!). 😂


Incluso el propio Adán se avergonzó y dijo «Como era de esperar, esto es…».

«Kurt, de alguna manera parece que Wendelin tiene talento para la magia».

Aunque era un niño pequeño, se esforzó practicando seriamente con el objetivo de ser un mago.

Aunque no tuviera el talento, sería un espectáculo agradable ver a un niño pequeño practicar con valentía apuntando a esa meta.

Yo, que pensaba así, le dije a padre la impactante verdad.

«¿Hasta qué punto?» (Arthur)

«Actualmente, ni un poco…» (Kurt)

Sin embargo, esta posibilidad mostró gradualmente un gran aumento.

A pesar de ser un niño, iba a cazar y recolectar con cara de tranquilidad en el bosque de nuestro patio trasero, donde viven incluso lobos, osos y jabalíes.

Todos los días volvía con una preciosa pintada con casco.

Además, traía plantas silvestres comestibles como el ñame, las fresas silvestres, las uvas de montaña y plantas medicinales que se convertirían en medicina.

Además, en el momento de mi boda, incluso cazó con éxito una gran cantidad de presas junto con Erich.

Independientemente de la maestría de Erich en el tiro con arco, esta cantidad de presas no era normal.

Como padre también se dio cuenta, probablemente asumió que Erich y Wendelin nos engañaron.

Y, después de que Erich dejara la casa, padre le dio a Wendelin la libertad de hacer lo que quisiera.

Ese tipo practicaba su habilidad con la espada por la mañana temprano y, tras terminar de desayunar, se ponía un sucio manto rompevientos y salía solo a algún sitio con un 🎶 dingle dangle🎶.

No, supongo que se fue a practicar su magia como dijo padre.

¿A dónde demonios iba ese tipo y qué demonios hacía allí?

Aunque incluso consideré en algún momento interrogarlo, eso fue impedido por padre.

«Wendelin tiene el potencial de ser muy independiente con su habilidad en la magia. Deja que ese chico haga lo que quiera hasta que se vaya de la casa.» (Arthur)

«¡Eso es un desperdicio! No sé qué magia puede usar, pero ¿no sería bueno que la usara para el desarrollo del territorio?» (Kurt)

Deberías pensar así si eres una persona normal.

Padre negó inmediatamente mi opinión.

Además, mientras me miraba con ojos llenos de lástima.

«¿Serás capaz de manejar a Wendelin? ¿Qué clase de broma es esa?» (Arthur)

El padre continuó su discurso.

«Por ejemplo, suponiendo que Wendelin decida contribuir al territorio con su magia estableciendo cosas como canales de riego y caminos en las tierras recién cultivadas y exterminando animales feroces y peligrosos. Entonces no tendremos ningún problema en dejar pronto toda la recolección y la caza a Wendelin. Si la población del feudo puede comer una gran cantidad de carne, tampoco debería quejarse del aumento del trabajo agrícola.» (Arthur)

Si los habitantes del feudo pudieran llenar sus estómagos con carne, el trabajo podría centrarse en el cultivo de trigo rentable para venderlo al grupo de mercaderes.

Si pudiera utilizar aún más la magia, también podría desarrollar parcelas de tierra.

Si dejáramos los cimientos del cultivo de nuevas tierras a Wendelin, estaría bien que dejáramos sólo los toques finales a los habitantes del feudo.

Cuanto más oía hablar de ello, más me parecía una gran idea.

«La población del feudo probablemente pensará lo siguiente: si Wendelin se convierte en el próximo jefe de familia, este territorio también estará seguro. No es que vaya a haber un lugar para ti allí, pero, aun así, ¿no te importará?» (Arthur)

«…» (Kurt)

«Eso es…» (Kurt)

«Hace mucho tiempo que la guerra desapareció en este país. Por lo tanto, el reino recomienda que el hijo mayor herede la casa del noble en el deseo de tener territorios estables. Pero, eso tampoco está definitivamente grabado en piedra». (Arthur)

Cuando el hijo mayor es demasiado incompetente o cuando los hijos del segundo hijo hacia abajo son muy excelentes, por ejemplo.

No se puede decir que sea absoluto porque hay muchos otros factores que intervienen, pero los casos de fracaso de la sucesión del hijo mayor existen.

«¿Qué te parece?» (Arthur)

No pude responder nada.

Dado que soy el heredero, mi futuro está a salvo.

Si bien me compadecí de los hermanos menores, que tuvieron que dejar la casa para ir a otro lugar, me sentí aliviado ya que era una molestia para ellos quedarse aquí.

Aun así, la situación se invirtió por completo.

Si Wendelin, que podía usar la magia, se convertía en el próximo jefe de familia, me echarían de aquí.

Aunque existía la posibilidad de quedarme, tendría que agachar la cabeza y reconocer a mi hermano menor, que tendría casi 20 años menos que yo, como cabeza de familia.

¿Sería capaz de afrontar tal situación?

«Wendelin también estudia con diligencia. Al igual que Erich, sabe leer, escribir y calcular.» (Arthur)

Dentro de mi mente la sensación de peligro inminente revivió debido a las palabras que Erich escuchó de padre continuamente.

Lo que me recuerda que Erich era el único que llamaba a Wendelin con normalidad.

Incluso ahora se correspondían por cartas y confirmé que también intercambiaban regalos de cumpleaños.

«Si fuera Erich, no tendría algo así como celos por que Wendelin se convirtiera en el próximo jefe de familia. Wendelin trataría bien a Erich. Además, Erich tiene la capacidad adecuada. A la inversa, aunque Erich se convirtiera en el próximo cabeza de familia, tampoco sería un problema para Wendelin. Erich trataría bien a Wendelin, creo.» (Arthur)

No habría lugar para que yo entrara en esta relación.

Mi única ventaja era haber nacido como hijo mayor.

Aparte de eso, alguien como yo era innecesario.

O más bien, un hermano mayor, que era 20 años mayor, como retenedor sería difícil de usar, por lo tanto, esperarían que me fuera.

«Tienes que entender, Kurt. Si quieres que Wendelin deje la casa en paz. No tienes otra opción que gobernar el territorio impecablemente por ti mismo». (Arthur)

«Sí…» (Kurt)

Incluso yo entendí eso.

Pero, el discurso de padre revelaba su sentimiento de piedad hacia mí hasta el punto de que cualquiera se daría cuenta.

No había mayor humillación que esa.

Mi mente hervía con sentimientos de ira más allá de mi gratitud hacia padre.

«(Padre, tu punto de vista es correcto. Es un argumento bastante sólido también.)» (Kurt)

Pero, mi lado emocional era diferente.

Soy una persona que tiene algo de orgullo también, aunque sea en fragmentos.

«(Hermann fue adoptado en la casa del Comandante Junior, los hermanos menores, que nacieron de la amante, no tienen derechos de sucesión para empezar. Excepto esos, todos los hombres dejaron la casa. ¿Es esa la razón del traspaso de autoridad…)» (Kurt)

Padre dijo que era por su edad.

Puede que sea la verdad, pero a partir de ahora la autoridad de señor feudal pasaría lentamente a mí.

Supuse que, con el paso del tiempo, el asunto de que yo me convirtiera en el próximo jefe de familia se convertiría en un hecho establecido.

Como se trata de un feudo en el campo, probablemente no podré heredar oficialmente el título hasta que padre muera.

Sin embargo, hasta entonces me convertiré en el verdadero señor feudal.

Ese parecía ser el plan.

«Entendido, padre.» (Kurt)

«Tú eres tú y tus hermanos menores son tus hermanos menores.» (Arthur)

«Sí, (hermanos menores, ¿eh?)» (Kurt)

Para ser precisos, ya que probablemente sólo se trataba de Erich y Wendelin, padre lo reformuló deliberadamente a hermanos menores.


(N/T Vastolord: Pero este Kurt es un hijo de puta en realidad. No tiene un poco de amor hacia sus hermanos. ¡La envidia en su máxima expresión!) 😤


Supongo que padre planeaba ser considerado conmigo.

Pero, incluso eso no fue más que un motivo más de rabia para mí.

«(Como padre ha dicho, voy a agarrar la autoridad del señor feudal antes de tiempo, ¿eh? Padre, te has vuelto débil. Tal como está, se volverá senil y se convertirá en una molestia con el peculiar afecto de las personas mayores)» (Kurt)

Era intolerable mostrar signos de que Wendelin y Erich tuvieran éxito por el bien de la población del feudo, después de todo.

El hijo de un noble, que llegó a la mediana edad, para ser desheredado con su familia, no había manera de que pudiera llevar una vida decente si salía al mundo.

«Me esforzaré mucho como próximo jefe de la familia principal de la casa Baumeister.» (Kurt)

Con estas circunstancias, poco a poco fui asumiendo el trabajo como señor feudal de padre.

Sin embargo, hubo muchos y diversos problemas.

En primer lugar, estaba la arraigada desconfianza de la población del feudo hacia la casa Baumeister debido a la pérdida de la familia en el envío de tropas hace unos años.

No mostraban su descontento en la superficie y participaban en el cultivo de nuevas tierras.

O, mejor dicho, me preguntaba en qué había estado pensando mi padre.

El capital para la recuperación de nuevas tierras era una recompensa como dinero de consolación, pagada por el Margrave Breithilde, para los habitantes del feudo, que murieron en acción durante la expedición.

Normalmente era razonable ser exonerado porque los trabajadores disminuyeron en nuestro territorio.

Con «¡No tiene sentido nuestro territorio actual si no producimos ningún resultado!». Padre no aceptó en absoluto ninguna medida de reducción y exención.

Gracias a eso, la reclamación avanzaba un poco más rápido de lo previsto.

Pero, no parecía planear devolver el dinero de la coima después.

Cuando le pregunté si lo devolvería, la cara de papá se puso roja de furia.

«¡Idiota! El dinero que hay que devolver no existe. Si nuestra familia se encontrara en un dilema, ¿qué harías? ¡Este lugar está en la selva! ¡No puedes confiar ni en el gobierno central ni en nuestro patrón! ¡La única cosa en la que puedes confiar es en el dinero! (Arthur)

No dije nada debido a su actitud excesivamente amenazante.

Además, yo también puedo estar de acuerdo con esa afirmación.

Definitivamente sólo se puede confiar en el dinero siendo un noble en un lugar tan remoto.

Lo siguiente fue el enfrentamiento entre la aldea principal y las otras dos aldeas.

Este problema era algo que venía de los viejos tiempos.

El pueblo principal se proclama como «¡Somos definitivamente los nativos!».

Los dos pueblos restantes se oponen con «Qué tontería. ¿Acaso sus antepasados no eran originalmente habitantes de los barrios bajos? ¿Qué clase de diferencia hay con nosotros, que somos gente como el quinto hijo no deseado de un campesino?»

Además, está la existencia del jefe de la aldea principal, Klaus, regularmente no sabes lo que está tramando.

Ese tipo es un excelente jefe de la aldea que no muestra ninguna brecha frente a mí.

Sin embargo, ¿qué está planeando entre bastidores?

Desde que estoy tratando sólo con esos tipos, mi estrés se acumuló.

Además…

«Me ha preguntado Wendelin-sama si quiero intercambiar granos de soja por una pintada con casco.»

«¿Qué? ¿No es un tipo de cambio terriblemente ventajoso?»

Era mi hermano menor, Wendelin, con quien había decidido una mutua no interferencia por orden de mi padre.

No entendía en absoluto lo que hacía durante el día.

Incluso me planteé si seguirle una vez, pero dejé de hacerlo ya que no era algo que debiera hacer el siguiente cabeza de familia.

Cuando se lo conté a mi padre, me dijo «Supongo que es un entrenamiento mágico. No perturbes la independencia de Wendelin».

Era un razonamiento justo, pero ese tipo de vez en cuando hacía cosas que me irritaban.

Primero, empezó a intercambiar las presas que él mismo cazaba con la población del feudo.

Yo no entendía para qué demonios quería utilizarlas, pero eran cosas como intercambiar habas de soja por pintadas con casco como también habas de soja por jabalíes y conejos silvestres.

Las pintadas con casco son valiosas porque es bastante difícil cazarlas.

Puesto que los jabalíes y los conejos silvestres son animales gordos, parecen ser populares entre la población del feudo y también tienen sus pieles.

Por lo tanto, parecía que los habitantes del feudo estaban decidiendo correctamente a quién le tocaría hacer un intercambio con él.

Pensaba que, si era un mocoso astuto, halagaría a la población con su posición social y saldría de la casa.

«Padre, dile a Wendelin que lo deje». (Kurt)

«Creo que sería mejor que tú lo dejes». (Arthur)

Padre, que no quería mandarme más en la medida de lo posible, expuso su opinión con una objeción a medias.

«Es un problema que Wendelin distribuya su caza de forma gratuita. Sin embargo, es imposible quejarse de un intercambio. Además, una vez que Wendelin se vaya, será el fin de esas transacciones». (Arthur)

Una vez que dejé hablar a padre, aparentemente no había ningún aspecto extraño en el tipo de cambio.

Aunque había una fluctuación algo menor, al menos era un poco más barato que el precio del mercado de divisas en Breitburg.

Además, la soja que hay en los espacios entre los campos no es más que forraje para el ganado y, por tanto, tampoco está sujeta a impuestos.

Si me quejara y le dijera que dejara de hacerlo, naturalmente causaría descontento entre la población del feudo.

«Los habitantes del feudo fueron informados de que Wendelin pronto abandonará el territorio. También entienden que estas transacciones tienen una fecha límite.» (Arthur)

Además, esas transacciones eran una especie de entretenimiento también.

Para la población del feudo, que no puede comprar bienes en ningún otro sitio que no sea el grupo de mercaderes que viene sólo tres veces al año, sólo hay pocas oportunidades de disfrutar de la compra de bienes, aunque se haga trueque por ellos. Sería una tontería por mi parte impedirlo como próximo señor feudal.

Para una cosa de este nivel era necesario mostrar de vez en cuando tolerancia fingiendo no saber nada de ella y dejarla en paz.

Ciertamente, después de que Wendelin abandonara el territorio, el alboroto se calmaría.

No, ni siquiera se había convertido en una conmoción para empezar.

Era hasta el punto de que la población del feudo mostraba su pesar por haber perdido la oportunidad de intercambiar soja por pintadas con casco.

Además, también estaba el caso de mi esposa.

Mi mujer, con la que me casé de otro feudo, enviaba una carta a su casa una vez al año.

Ella pedía al grupo de mercaderes, incluyendo una comisión, que la llevaran al gremio en Breitburg.

Era una vez al año porque el precio del servicio de correo es alto al ser un lugar tan remoto.

Por mucho que sea la esposa del próximo señor feudal, es necesario seguir viviendo modestamente cada día en preparación del peor caso.

Aunque me parece lamentable, pensé que también era su destino por casarse en tal territorio.

Aun así, parecía que Wendelin volvía a hacer algo improcedente.

«Padre. Sobre las cartas de la cuñada, no te importará que las envíe tres veces al año, ¿verdad?» (Wendelin)

Wendelin, que perdió en Erich a la persona que le entiende, al parecer ahora hablaba a menudo con mi mujer.

No es que yo dudara especialmente de la relación de esos dos como algo seriamente alarmante.

Eso era porque alguien como Wendelin era todavía un niño.

Mi mujer, nacida fuera del territorio, tiene un nivel educativo muy superior al mío.

¿Qué es tan agradable?

Supongo que es una verdad que Wendelin, que leía libros difíciles desde su infancia, era un compañero de conversación adecuado.

Durante esas conversaciones, se enteró del asunto de que mi mujer no podía enviar sus cartas más que una vez al año. Al parecer, expresó su opinión a padre.

Como los gastos eran un problema, era inevitable limitarlo a una vez al año, incluso para mí.

Además, no hablar de este asunto conmigo sino con padre era pretencioso.

Además, padre incluso estaba de acuerdo con la opinión de Wendelin.

«Tu mujer ha venido a un lugar tan remoto que no tiene nada decente para divertirse. Al menos no nos preocupemos por enviar cartas regularmente.» (Arthur)

Sucedió mientras me entregaba gradualmente la autoridad, pero padre seguía siendo el señor feudal.

Si me lo dicen así, tampoco había forma de negarme.

Dado que mi esposa también estaba moderadamente contenta, me vi obligado a aprobarlo.

Esa moderación en la alegría probablemente me tenía en cuenta.

Los gastos eran los más importantes, pero, aun así, padre se las arregló para pagarlos.

Dado que padre es el señor feudal, aparta su propio dinero de libre uso, ya que normalmente no puede utilizarlo en absoluto.

Al principio, pensé que había sacado el dinero de allí, pero más tarde supe que Wendelin lo había proporcionado y me enfadé aún más.

Parece que pasó en secreto cosas como plantas medicinales raras, que no eran demasiado voluminosas, para convertirlas en dinero con el grupo de mercaderes.

«Iré a la escuela de preparación de aventureros en Breitburg.» (Wendelin)

Pasaron algunos años y por fin llegó el momento de que Wendelin dejara la casa.

A pesar de que los planes eran después de que se convirtiera en adulto, la inscripción de ese chico en una escuela en Breitburg fue aceptada bajo condiciones beneficiosas con él teniendo 12 años.

Con esto, la mayor molestia desaparecería por fin.

Me regocijé dentro de mi mente.

Para el entorno conecta con la imagen de un hermano menor que no se mezclaba con ellos y ni siquiera charlaba con los más jóvenes que él.

Sin embargo, en realidad no era más que un enemigo que tenía el potencial de robarme mi lugar.

Probablemente padre se había dado cuenta de mis verdaderos sentimientos.

Si con esto se podía evitar una futura disputa, despediría a Wendelin con alivio.

Y, con esto, finalmente pude establecer mi estatus como próximo señor feudal.

Aunque Klaus tuviera la intención de hacer algo, no tendría ningún sentido si no hubiera nadie que se alzara como abanderado.

Pero, al cabo de unos meses, esos tipos volvieron a perturbar mi mente.

Aquel simpático chico, Erich, iba a ser adoptado en la familia de cierta casa de caballeros como marido después de ser reconocido en la capital y de que llegara una carta de la propia persona.

Si este lugar fuera ordinario, habría necesidad de enviar regalos de felicitación al hogar que lo adoptaría como esposo.

Como obtendría un hogar, era necesario enviar una cantidad de dinero considerablemente grande.

«Padre, no será suficiente en absoluto.» (Kurt)

Si este lugar estuviera cerca de la capital, podríamos arreglárnoslas de alguna manera.

No es necesario que los regalos de felicitación consistan sólo en dinero y joyas.

No hay problema incluso si se trata de cosas como pieles de presas obtenidas durante la caza o trigo, que es el producto especial de nuestro territorio.

Sin embargo, si se tiene en cuenta la distancia a la capital, eso es imposible.

Si hiciéramos algo como transportar esas mercancías voluminosas, los gastos aumentarían excesivamente debido a las tarifas de los fletes.

En ese caso era mejor llevar sólo dinero en efectivo y joyas.

«No se puede evitar. Lo tomaremos prestado del Margrave Breithilde…» (Arthur)

«¿Qué? ¿Estás cuerdo, padre?» (Kurt)

En primer lugar, ese Margrave Breithilde creó la causa de la pobreza de nuestro territorio.

Y, aun así, ¿no nos explotaría con intereses una vez que tomáramos un préstamo de nuevo?

Por muy noble que fuera la otra parte, ¿por qué tal opresión?

¿Por qué no podíamos resistirla?

«Sin embargo, eso es propio de un noble…» (Arthur)

«¿Etiqueta social? Nosotros, que ignoramos a nuestros parientes y no les devolvemos el dinero de la manutención, ¿hablamos de la etiqueta social de los nobles?» (Kurt)

Si también lleváramos el estado de pobreza al extremo, sería algo para reírse a la inversa.

Para empezar, no teníamos algo como la etiqueta social de los nobles, ¿pero querías decirme que volviera a la etiqueta social de los nobles una vez más en este momento?

¿Cuánta gente entre los nobles de la capital sabe de nuestra existencia?

Algo como la mala reputación sólo se extendería en los alrededores si la otra parte fuera famosa hasta cierto punto.

Con la medida de que no paguemos los regalos de felicitación, me pregunto, ¿quién se molestaría realmente?

«Será una vergüenza para el Margrave Breithilde.» (Arthur)

«En ese caso es más conveniente.» (Kurt)

Si tuviera alguna queja, estaría bien, si viniera atacando como corresponde a un noble.

Incluso si nos invadiera cruzando las montañas con un ejército de miles de soldados, el Margrave Breithilde no incurriría más que en pérdidas al asumir una carga.

Era absolutamente imposible que hiciera algo así.

Estaba convencido de ello.

«Además, probablemente enviará los regalos de felicitación de Erich sin mencionar una palabra al respecto.» (Kurt)

La desgracia del vasallo es también la desgracia de su patrón.

Lo mejor sería dejar que ese Margrave de esa joven facción de la inteligencia enviara los regalos.

Ese Margrave parece estar encantado con Erich, que se parece a él, si escuchas las habladurías.

Sin duda estaría encantado de enviar esos regalos.

«Kurt…» (Arthur)

«Padre, te lo diré claramente. Estamos cerca de los nobles menos importantes del reino. Si no hacemos algo que vaya en contra de los seres humanos para arrastrarnos, nuestra reputación no bajará más.» (Kurt)

Para hacer eso, necesitábamos dinero.

No importa lo que digan los demás, ahorraríamos nuestro dinero. No lo gastaríamos en gastos innecesarios.

Mientras tuviéramos dinero, también seríamos admirados y estaríamos rodeados de nobles parecidos a la mierda de la capital.

Esta era la verdad de este mundo.

«Las cartas a Paul y Helmut…» (Arthur)

Qué patético, esos dos tampoco deberían ser capaces de enviar tanto dinero.

Padre, te has hecho mayor.

A partir de ahora, haremos lo que yo quiera.

Aunque valdría la pena ver lo que harían Erich y el Margrave Breithilde después de eso, las noticias llegarían tarde estando este lugar en el centro.

Además, nos libraríamos de tener gastos innecesarios.

Sólo con eso ya se podría considerar algo bueno.

Yo, que pensaba así, volví a saltar ante una noticia totalmente inesperada.

Que Wendelin, de camino a la capital para asistir a la boda de Erich, derrotó a un dragón antiguo no muerto, que apareció por alguna razón.

Además, recibió una medalla de gran prestigio y fue nombrado Barón Asociado por su hazaña.

Esta fue una noticia que trajo el grupo de mercaderes, sin embargo, la población del feudo se alegró mucho debido a esta información.

Pero, esa alegría no tenía sentido.

Wendelin terminó fundando una nueva casa como noble.

Por supuesto, ya no había razón para que se preocupara por mi sucesión.

Erich tampoco tendría nada que ver con mi sucesión, ya que sucedería a la casa de caballeros designada, llamada Brandt.

Buen fin, aunque era una historia de nobles que no tenía absolutamente ninguna relación con ellos, los habitantes del feudo lo estaban celebrando.

«(No habrá ni un centavo de ganancia para ustedes de eso.)» (Kurt)

Eso era lo que quería decirles.

Dejando eso de lado, fue Wendelin quien agitó a la población de nuestro feudo.

Ese tipo era realmente una auténtica maldición.

No hizo más que ser un estorbo para mí.

Sería mejor que muriera explotado por los codiciosos nobles del gobierno central.

Sería estupendo que muriera así.

Ya veo, esos eran mis verdaderos sentimientos, parece.

Cuando confirmé eso, pensé que de alguna manera me sentía inesperadamente refrescado.

«Kurt. Nosotros somos nosotros. Wendelin es Wendelin.» (Arthur)

Aunque el viejo dijo esto, estaría bien que ya se callara y cuidara de sus nietos.

Su tiempo ya había terminado hace tiempo.

Sin embargo, dos años y medio después de eso, el avance constante de ese odioso Wendelin continuó.

Junto con el Hechicero Principal Real derrotó a la raza de dragones mayores llamada Gradegrand en el dominio de los monstruos llamado Praderas de Palkenia y liberó ese dominio.

Recibió por segunda vez la medalla de alto prestigio y ascendió al rango de Barón. Se comprometió con la nieta de una persona influyente dentro de la iglesia.

Además, se batió en duelo con un duque, purificó muchas mansiones llenas de espíritus malignos y se convirtió en el alumno del Hechicero Principal Real, con el que derrotó conjuntamente al dragón.

En cualquier caso, los tópicos sobre ese tipo no llegaban a su fin.

No me cabía duda de que probablemente incluso estaba relacionado con el Margrave Breithilde, que se convirtió en su mecenas.

Cada vez que venía el grupo de mercaderes, traía el periódico que se distribuía en Breitburg, redactado por una empresa de forma carismática.

La población del feudo, hambrienta de entretenimiento, se lanzó a ello. En consecuencia, los logros de Wendelin se hicieron conocidos.

Entre las historias del periódico había un artículo sobre su derrota en la primera ronda de un torneo de artes marciales, pero la fama de Wendelin tampoco debía caer por eso.

Más que una persona absolutamente impecable que es capaz de hacer cualquier cosa, la gente, que tiene algunas partes débiles, se gana la simpatía, por el contrario.

Además, se retrató a la prometida de Wendelin, que es una muchacha llamada Elise, y a las hijas del criado del Margrave Breithilde, que se espera que se conviertan en sus concubinas.

Los habitantes del feudo leen con avidez las noticias sobre Wendelin tras la intención del Margrave Breithilde. Llegó a tal punto que esperaban con ansias su futuro.

Como el Margrave estaba haciendo algo detestable, ese tipo probablemente aspiraba a mi destitución.

Le resultaba incómodo utilizar sus propias manos para deshacerse de mí, pero también existía la posibilidad de que un gran número de la población del feudo apelara a padre.

En el momento en que estos números crecieran demasiado, ¿podría mi padre persistir en la sucesión del hijo mayor?

Aunque sea padre, al ser el señor feudal de un territorio, aunque sea pequeño, sigue siendo el jefe de familia de un hogar.

A veces también puede ser necesario tomar una decisión despiadada.

Y, podría esperar que él me aislara sin duda en esta ocasión.

«Padre.» (Kurt)

«No, ni siquiera un patrón debería ser capaz de entrometerse expresamente en el orden de sucesión de una casa con tanta facilidad.» (Arthur)

Padre predijo que el Margrave Breithilde no pretendía mi destitución.

Aparte de eso, había otras manos aún más eficaces para jugar.

«Está esa vasta e intacta Tierra Salvaje.» (Kurt)

Aun incluyendo a nuestra familia, esas Tierras Salvajes se quedaron solas ya que nadie fue capaz de desarrollarlas.

Nuestro antepasado lo deseaba y lo solicitó al reino. Aunque los funcionarios de la capital lo consideraron problemático y descuidaron esa región al no haber problemas con nuestro territorio, era posible que se asignara a Wendelin.

«Hace más de 100 años de esa petición. No podremos quejarnos, aunque nos lo confisquen ya que no hemos desarrollado nada allí.» (Arthur)

Afortunadamente Wendelin tenía dinero.

Incluso podía esperar el apoyo de su mecenas, el Margrave Breithilde.

Incluso la iglesia y los codiciosos nobles de la capital probablemente le echarían una mano.

No era que no tuvieran dinero para ayudar como nosotros.

«Aunque eso ocurra, mantendremos el statu quo. No hay otra opción.» (Arthur)

Aunque padre dijo esto, esa Tierra Salvaje es nuestra posesión.

Después de más de 100 años de descuido, algo así como no haberla desarrollado, no voy a escuchar una excusa así para robarnos las Tierras Salvajes.

«Aunque sea imposible para mí, mis hijos, ¡mis nietos o sus hijos lo harán!» (Kurt)

Aunque lleve tiempo, el reino quería robarnos la esperanza de que la casa Baumeister se convirtiera en una gran casa noble una vez que avanzáramos en la reclamación y dársela a Wendelin, que no tenía más que su talento en la magia.

Además, ese tipo, aprovechando sus logros, no sólo estaría acompañado por Erich, sino también por Helmut y Paul, según he oído.

«¿No estarán planeando robarme mi lugar y mi esperanza de futuro entre los cuatro?» (Kurt)

Esa rabia se hizo más intensa a medida que pasaban los días.

Pero, también había mucha gente, que pensaba bien de Wendelin como mi esposa, que lo veía como un buen cuñado joven.

Incluso mis hijos, después de escuchar la historia de mi esposa, me decían inocentemente «Quiero conocer al héroe que mata dragones».

«(¡Pero sabes que ese Wendelin podría robarte el futuro!)» (Kurt)

Mi depresión continuó después de que Wendelin se hiciera adulto.

No, se volvió mucho peor.

Y, en ese momento me visitó un personaje inesperado.

Nunca había ocurrido que alguien viniera cruzando la cordillera, excepto el grupo de mercaderes. Apareció un aventurero que llevaba una carta.

Aquel aventurero se presentó como mensajero del Barón Rückner, que se desempeñaba como Jefe de Auditoría Financiera en la capital.

“Vaya por Dios, me he enterado de los chismes al llevar esta carta, pero”. (Aventurero)

“Así es. Tal y como dicen los rumores, esto es el campo”. (Kurt)

Cuando abrí la carta, decía que Wendelin, convertido en adulto, no había salido de una ruina subterránea difícil de capturar desde hacía una semana.

Dado que los dos grupos enviados anteriormente, que actuaron juntos, fueron aniquilados, existía la posibilidad de que hubiera muerto.

“¿Murió? ¿Wendelin?” (Kurt)

“La posibilidad es alta. Por eso…” (Aventurero)

Lo que estaba escrito en la carta continuaba así:

¿Quién heredará realmente el legado y la nobleza del difunto Barón Baumeister?

“Usted tiene este Territorio de los Caballeros. Por lo tanto, también existe la posibilidad de que cualquiera de sus hijos lo herede.” (Carta)

“¿Es eso cierto?” (Kurt)

“Sí, el Barón Baumeister aún no está casado. Aunque tiene una prometida, aún no se han casado ni hay ningún hijo. También están sus hermanos mayores como aspirantes, pero ¿tienen un título de nobleza o hay planes para que lo consigan?” (Aventurero)

Dejando a un lado a Erich, Helmut y Paul son basura que recibieron un título de nobleza al conseguir favores de Wendelin.

Además, si los hijos de los tres son aspirantes también, mis hijos estarán en la cima del orden si se considera el orden de la herencia.

Si suceden el legado y la nobleza, sería posible avanzar en la recuperación de las Tierras Salvajes.

Mi futuro podría ser un Barón o incluso un Vizconde.

Incluso Conde o Margrave no es un sueño.

“(La suerte por fin se ha puesto en mi camino. Bien entonces…)” (Kurt)

Si fuera yo hasta ahora, probablemente habría consultado inmediatamente con padre.

Pero el yo actual es diferente.

Además, es probable que esto se deba a como es ese padre.

Imagino que el rango de lo que diría sería sobre cosas tales como considerar el lapso de tiempo desde la capital hasta aquí, no debes creer la fuente de información y contenerte mientras hablas.

“(Soy muy consciente de esas cosas…)” (Kurt)

Algo como que Wendelin no haya muerto debe estar alrededor de un cincuenta por ciento o por debajo de eso, si hablamos de casualidad.

Incluso mucho más importante que eso es que juegue un papel activo en la capital con su magia excedente.

Los enemigos de Wendelin, que es el hombre del momento en la capital, existen sin duda alguna.

Además de eso, es al menos un solo Barón el que ocupa el cargo oficial llamado Jefe de Auditoría Financiera en la capital.

Puede que haya incluso más además de esa persona.

“(El legado de Wendelin, los derechos para las Tierras Salvajes. Al menos el Barón Rückner no quiere hincarles el diente a esas cosas…) ¡No digas, ese Wendelin! ¡Si no me apresuro a confirmar la verdad!” (Kurt)

“Ciertamente. Sin embargo, Kurt-sama también está ocupado con el gobierno del territorio. Por lo tanto, por favor deja este asunto en mis manos”. (Aventurero)

“¡Ooh! ¡Es un honor el recibir la ayuda del Barón-sama!” (Kurt)

Si dices esto, lo dejaré en tus manos.

¿Qué podrás hacer como noble designado por el gobierno central, que suele mirar con desprecio a los señores feudales provinciales mientras se disfraza y es todo palabrería sin mordiente?

Y, al mismo tiempo, una cierta idea ocupó mi mente.

“Wendelin ha muerto. Si utilizo su legado para empezar a trabajar en la recuperación de las Tierras Salvajes…)” (Kurt)

También aumentará mi influencia como próximo señor feudal.

Incluso padre debería dejar de mirarme con ojos llenos de lástima.

“(El problema debería ser lo que planea el señor de este tipo…)” (Kurt)

“Ya que a partir de ahora te contarán las noticias sobre el Barón Baumeister y la capital regularmente…” (Aventurero)

Aunque diga regularmente, a esta distancia las noticias se retrasarán también más de un mes.

Esa era también la parte triste de este territorio remoto, pero hablar de tal asunto ahora después de mucho tiempo, siempre lo he soportado hasta ahora.

“Estaría incluso bien si el Barón Rückner fuera responsable del asesinato de Wendelin. Incluso si no es una historia tan egoísta, me pregunto si no hay algún método para quitarle el dinero a Wendelin por la fuerza…)” (Kurt)

De todos modos, es una cuestión de posibilidad.

Al pensar en tales asuntos, mi ser estaba mucho más abrumadoramente excitado que el habitual gobierno del territorio y la acumulación de estrés debido a ello.


(N/T Vastolord: ¡confirmadísimo, Kurt, es una mierda con ojos!). 💩👀


Vastolord

Esta traducción fue realizada por Vastolord-sama (Lucho) para todos los queridos lectores/as, espero que disfruten de mis traducciones y de la web. Si mi trabajo es de su agrado, les pido que compartan en sus redes sociales, así de esta manera, me motivan a seguir con todo esto. Y no olviden comentar abajo. ¡Saludos cordiales!

Vastolord

Mantente informado del contenido!

Mis redes sociales!

navegación de capítulos

Comparte en tus redes sociales!
error: ¡No permitido!