Ir al contenido
Portada » Blog » Novelas Ligeras » Hachinan tte, Sore Wa Nai Deshou! » Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 2 Capítulo 37

Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 2 Capítulo 37

Capítulo 37 - La primera cita de la Santa.

“Te queda muy bonito”. (Wendelin)

“Es bonito como ropa informal”. (Elise)

“Sí” (Wendelin)

Como era la primera cita de Elise, la nieta del Cardenal Hohenheim, que se había convertido en mi prometida, planeé que también saliera bien.

A decir verdad, no estaba a la altura de la tarea de escoltarla, ya que no estaba familiarizado con la capital real.

Como Elise era una niña noble protegida y una aprendiz de monja, tampoco esperaba que conociera las atracciones turísticas y las tiendas conocidas.

Naturalmente, en cuanto a los planes de la cita de esta vez, fueron organizados por el mayordomo el Sr. Sebastián, que era perfecto lo mires por donde lo mires.

Aunque normalmente tendrías un problema con que un mayordomo te acompañara en una cita, tampoco podías esperar que dos nobles, que aún tenían sólo 12 años, se pasearan solos por la capital.

Supongo que esto es algo que no se podía evitar.

También estaba la razón de la prevención del crimen, ya que era algo que era posible durante nuestra cita.

En realidad, con la excepción del Sr. Sebastián, aparentemente también había varios grupos de hombres que nos vigilaban en secreto aquí también.

Sin duda, esos podrían ser considerados como los subordinados del Cardenal Hohenheim.

Sin embargo, como cabría esperar del modelo de mayordomo, Sebastián.

No entraba en nuestro campo de visión en absoluto si no había necesidad de hacerlo. Pero si era necesario, él precisamente seguiría en nuestro lado de inmediato.

“(Es en el grado de los mayordomos y tal que he visto en la residencia del Margrave Breithilde-sama.)” (Wendelin)

Por supuesto que no existía tal cosa en mi casa, la casa Baumeister.

Aunque oficialmente había uno, sólo era una persona mayor del pueblo. En lugar de llamarlo mayordomo, era más exacto describirlo como simple sirviente.

En cuanto a los sirvientes de mi casa, eran las personas mayores que ya no eran aptas para ayudar en las duras tareas del campo. Eran simples ayudantes ya que no había sustitutos mejores.

Tentativamente, se podía recurrir a empleados externos. Pero era absurdo que hicieran algo como ir al trabajo teniendo en cuenta los bajos salarios acordados.

Cosas como que otros nobles sientan curiosidad por la cantidad de empleados de la casa principal de los Baumeister, aunque no tengo duda de que no hay una sola persona así, esto también era algo que debía llamarse la vanidad de los nobles.

“Bueno entonces, que empaquen esa ropa”. (Wendelin)

Aunque no estaba bien informada de cosas como las tiendas de los mercaderes y las atracciones turísticas de la capital, cuando se trataba de la extensión de la casa de Elise, la ropa y demás se hacían por encargo y luego se encargaban de entregársela.

Sin embargo, su sentido de la moda era bastante bueno.

Hasta la edad de 12 años no llevaba nada más que las prendas de mis hermanos.

También en mi vida anterior *Uniqlo y Shimamura eran mis principales campos de batalla. No había nada que pudiera llamarse sentido de la moda.


*(N/T Vastolord: tiendas de ropa japonesas). 🏪👕


Algo como la ropa, la consideraba razonablemente buena para llevarla siempre que no fuera rara.

Ya que sólo había unos pocos artículos que recibí como regalo de Erich-nii-san para ocasiones como mi cumpleaños, etc., sólo tengo unas pocas prendas con estilo.

“Es cierto. Gracias”. (Elise)

“No, ya que esto es algo que puedo hacer”. (Wendelin)

Pude pasar un rato agradable después de mucho tiempo.

Excepto ir a algo como una cita, fue posible para mí ver, comer, e ir de compras en la capital con una belleza gentil teniendo una apariencia suprema.

Es imposible que no disfrute de esto.

Últimamente sólo había las burlas de Su Majestad (el rey), nobles codiciosos y un doushi musculoso.

Debido a la interacción con ellos, mi espíritu no estaba más que seco. Después de mucho tiempo, por fin se abasteció de agua.

“¿Qué tal el restaurante?” (Elise)

“Estaba delicioso. Era una cocina que aprovechaba hábilmente la materia prima”. (Wendelin)

“Al fin y al cabo era un local recomendado por Sebastián”. (Elise)

Además, Elise también parecía ser una chica muy agradable.

Como se trataba de un restaurante que Sebastián fue a buscar para que pudiéramos almorzar, ella terminó diciéndolo con sinceridad.

“(Wendelin-sama, es su tan esperada y agradable primera cita. Es el deber del hombre conseguirle algo como un regalo que honre el recuerdo de la cita…)” (Sebastián)

Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Capítulo 37

Además, las indicaciones de Sebastián eran muy buenas y dignas de su excelente capacidad como mayordomo.

Sin olvidar tener en cuenta a Elise, la nieta de su amo, me susurró que le diera un regalo con el mejor momento para mencionarlo.

“(Como era de esperar de Sebas. Es un modelo a seguir para todos los mayordomos) Elise, por el motivo de que nos hemos comprometido con seguridad y como hoy es nuestra primera cita, he pensado en regalarte algo para que recuerdes este día tan especial”. (Wendelin)

“Esto…, ¿está realmente bien?” (Elise)

“Debido a la subyugación de los dos dragones, mi bolsillo está lleno hasta el borde”. (Wendelin)

Tengo un excedente de dinero más que suficiente para comprarle a mi prometida un accesorio.

Sin embargo, si tuviera esa asignación en mi vida anterior…

Dado que se trata de un caso ya terminado, decidí poner fin a la extracción de mis recuerdos.

“(Wendelin-sama. Como puede ver, hay una joyería que vende excelentes artículos)” (Sebastián)

Una vez más, Sebastián me dio un consejo perfecto con una voz inaudible que sólo yo podía escuchar.

Además, sin que nos diéramos cuenta de sus intenciones, nos guio cerca de una tienda. En mi mente el valor de Sebastián se elevaba cada vez más.

Francamente, era hasta el punto de querer que se convirtiera en mi mayordomo.

“Vaya, vaya, qué sorpresa, por favor, siéntanse libres de entrar. Supongo que el joven maestro desea darle un regalo a la encantadora joven aquí presente.”(Comerciante)

Cuando entramos en la joyería de la que nos habló Sebastián, salió del interior un hombre de mediana edad y buen físico que parecía ser el encargado de la tienda.

Al parecer, esta tienda se dedicaba a la joyería de alta gama y estaba relacionada con muchos clientes nobles. Al parecer, nos consideraba a nosotros, que aún no éramos adultos, como nobles y nos trataba como clientes valiosos.

Sin embargo, también podría decirse que se debía al mayordomo Sebastián, que mantenía una distancia razonable.

“¿Es un regalo de esponsales?” (Comerciante)

“Efectivamente” (Wendelin)

Como lo normal era comprometerse más o menos a nuestra edad, aparentemente no era muy raro que los nobles regalaran directamente anillos.

El hombre con aspecto de comerciante se frotó las manos mientras nos saludaba.

“Vaya, vaya, qué dulce ojou-sama”. (Comerciante)

Elise también era un ser famoso en la capital llamada «Santa de Hohenheim».

Pero, como hoy no llevaba su habitual uniforme de aprendiz, el comerciante no pareció darse cuenta de su identidad.

Aunque no fue por el enterizo azul claro, noté la mirada grosera del comerciante, que sólo se despachó por un instante, hacia sus pechos bastante evidentes.

No voy a decir cosas tan mezquinas como «¡A pesar de que son míos!».

En el caso de los varones, era normal que enviaran su mirada allí primero.

“Y, la situación de su presupuesto es…” (Comerciante)

“¿Cuánto es el precio de mercado? Sinceramente, no lo sé muy bien”. (Wendelin)

Aunque ya había tenido la experiencia de regalar joyas a mujeres en mi vida anterior, era al grado de un estudiante que trabaja y regala a su novia en Navidad.

Obviamente, era un asunto y una situación totalmente diferentes el regalar a una joven noble un anillo de compromiso.

Además, estas cosas, como las costumbres de los nobles, eran totalmente ajenas a la casa de mi familia.

Tampoco nadie me lo había enseñado, ya que todavía era un niño. Por lo tanto, no estaba bien familiarizado con esta parte.

“Normalmente es de una moneda de oro en adelante”. (Comerciante)

En yenes japoneses eso sería alrededor de un millón de yenes.

Dado que era un anillo de compromiso presentado entre nobles, diría que era una cantidad de dinero moderadamente apropiada.

Ciertamente, el precio de mercado en lo que respecta a los anillos de matrimonio sería, de nuevo, otro.

“Tal cantidad es normal, ¿eh?” (Wendelin)

“Es correcto, dudo que sea una buena idea para el noble-sama conseguir algo de muy mala calidad en estas circunstancias”. (Comerciante)

Aunque supongo que el comerciante quiere vender un anillo caro que le reporte un buen beneficio, también se podría decir que es algo descortés a la inversa recomendar artículos baratos a los nobles.

Pero, creo que quiere forzar la venta de algo caro después de todo.

“Ese anillo no debería ser demasiado excéntrico”. (Wendelin)

Mientras el comerciante me recomendaba varios anillos, un anillo expuesto en un extraño estuche dentro de los muchos artículos comenzó a llamar mi atención.

“Sí. Es un anillo hecho por encargo especial con una gema mágica única en el centro”. (Comerciante)

Dado que básicamente una gran gema mágica podría almacenar mucho maná, costaría mucho dinero.

Como había un límite, entre los artesanos sólo había unos pocos que construían herramientas mágicas.

Había algunos que también podían cargar las gemas mágicas de forma bastante eficiente con mucho maná, aunque fueran pequeñas.

Este anillo aparentemente fue hecho por un artesano de herramientas mágicas de este tipo.

Sin embargo, esta artesanía parecía ser sólo aplicable a pequeñas gemas mágicas.

La razón es simple. Si suponemos que se aplica el mismo paso a una gema mágica grande como la que se utiliza en las aeronaves mágicas, el artesano de herramientas mágicas esencial acabaría desmayándose en el momento en que se quedara sin maná.

Además, si se dijera que se utiliza el maná que posee un mago de clase intermedia, la aeronave mágica tampoco podría flotar.

De hecho, se podría aceptar algo como esos precios tan caros de las tarifas.

“Aunque hay un límite en la optimización de la gema mágica, la gema mágica adjunta a esta gema todavía tiene almacenada la cantidad de maná comparable a la de un mago intermedio. Y, aun así, ya que está en nuestra tienda, naturalmente también puedes usarla como joya”. (Comerciante)

“¿También usarla como joya?” (Wendelin)

“En cuanto a esto, está en un estado de no ser cargado con maná. Si lo cargas, brilla como una esmeralda”. (Comerciante)

Sin embargo, aparentemente la otra parte no podía soportar pagar un precio tan alto por esta incómoda gema.

“De hecho, es un objeto un poco problemático de tratar…” (Comerciante)

Pensando que sería popular, aunque encargó a un artesano de herramientas mágicas de renombre expreso, hasta ahora seguía en stock. No había ningún indicio de que se vendiera pronto.

“Después de intentar reflexionar sobre ello, hay inesperadamente pocos nobles que puedan usar la magia…” (Comerciante)

No hay absolutamente ninguna relación entre el talento mágico y la herencia.

Antiguamente había un famoso investigador que afirmaba esto después de realizar especialmente algunas estadísticas.

En primer lugar, si la habilidad mágica estuviera influenciada por la herencia, entonces los nobles ya habrían estado llenos de magos hace tiempo.

Aunque había magos que subían de rango tras la concesión de condecoraciones debido a sus logros, sus descendientes después no se distinguían en absoluto.

Con tales ejemplos, es obvio que no había enumeración.

En lo que respecta a Elise, se podía decir que sus parientes eran unas existencias bastante raras.

Además de Armstrong-doushi hay dos tíos y sobrinas que son magos famosos.

“Si tienes el dinero para comprar este anillo, hay otros anillos aún más hermosos y grandes unidos con gemas”. (Comerciante)

“A juzgar por un mago normal, ¿no es difícil que paguen una gran suma debido a las joyas?” (Wendelin)

“Sí” (Tendero)

Ciertamente, si lo examinabas de cerca, el anillo estaba hecho de plata. La circunferencia de la gema mágica también estaba adornada con algo parecido a diamantes.

Aunque era natural que fuera caro ya que se trataba de una herramienta mágica, acabó añadiendo un coste adicional en comparación con otras joyas también. Por lo tanto, se convirtió en algo innecesariamente caro.

“¿Cuánto cuesta?” (Wendelin)

“Sí, son tres monedas de platino”. (Comerciante)

Eso sería 300.000.000 de yenes japoneses.

Por mucho que uno fuera noble, este artículo no era algo que pudieran obtener fácilmente.

“Sin embargo, honestamente hablando, originalmente eran 5 monedas de platino. Pero como no podría venderlo así, no tuve más remedio que reducir el precio”. (Tendero)

Aunque el tendero tenía un tono como de mortificación por la decisión de bajar el precio, no había ningún comerciante, ni en este mundo ni en ningún otro, que hiciera transacciones comerciales incurriendo imprudentemente en algo como una pérdida.

A lo sumo, sólo obtendría un pequeño beneficio. Probablemente planeaba recuperar el dinero en la medida de lo que gastó por mantenerlo en stock.

“Si lo cargase con maná por adelantado, ¿podría alguien que no tiene maná por sí mismo seguir usando la magia?” (Wendelin)

“Por supuesto que sí. Como es una herramienta mágica altamente eficiente, no importa su naturaleza mágica, también podrán usarla sin importar quién la haya cargado con maná. Sí”. (Comerciante)

Para que un compañero mago pueda transferir maná de forma eficiente, necesita una habilidad peculiar.

De entrada, el maná tiene la propiedad de su dueño o, más exactamente, al contener un componente como una huella dactilar o un gen, acaba siendo inútil transferir el maná a otra persona para que pueda invocar la magia.

Para que esto fuera potencialmente posible, la condición era que el mago fuera capaz de realizar la transferencia de la naturaleza del maná como en el caso de Burkhart-san.

Hay muchos magos que cargan gemas mágicas con maná para tener algo en caso de que haya un problema con su propio maná.

Yo mismo también he preparado varias decenas de ellas en el improbable caso de que ocurriera algo.

Sin embargo, incluso si otra persona sacara el maná de la gema mágica para utilizarla para la magia, supongo que podría sacar como mucho el 5% del maná almacenado.

Aunque hay muchas herramientas mágicas que no tienen esta limitación, los artesanos de herramientas mágicas se ven obligados cada vez a pedir a los magos con la misma capacidad tan rara de compartir la naturaleza del maná, como Burkhart-san, que graben la fórmula en su herramienta.

Además, como Burkhart-san no poseía la capacidad de producir herramientas mágicas, el resultado era que sólo podía utilizar esa transferencia de maná si la otra parte era un humano.

«Aunque yo tampoco tengo el talento para ello, también estaría descontento con ello ya que soy débil en hacer ese tipo de trabajo *chima chima*(complicado)». (Burkhart)

La persona misma había llegado a tal impresión.

“¿No es sólo utilizable por la propia persona, sino de uso general?” (Wendelin)

“Sí, si conocen la forma de usar la magia, cualquiera es capaz de retirar el maná almacenado”. (Comerciante)

Por lo tanto, este anillo, ya que la fórmula mágica única estaba grabada en el pedestal del anillo, cualquiera que lo hubiera equipado también era capaz de utilizar libremente el maná puesto en la gema mágica.

También era un anillo que reproducía la habilidad de Burkhart-san.

“Como también contiene esta condición, el precio es alto, ¿eh? … De acuerdo, lo compraré”. (Wendelin)

“Muchas gracias”. (Comerciante)

Aunque Elise y Sebastián se sorprendieron, tenía un gran significado para Elise, que es una experta en magia curativa, poseer este anillo.

Viendo que no era capaz de utilizar la transferencia de maná con sus compañeros magos como Burkhart-san, no debería ser tacaño con el dinero para tal herramienta mágica.

Cargar la gema mágica con maná y luego para transferir el maná a otra persona con este método, esta herramienta mágica de alto precio era necesaria.

No hay ningún problema en utilizarla como fuente de energía para la anterior aeronave mágica.

El maná en este mundo era realmente algo problemático.

A pesar de que la academia real, etc., estaba investigando el funcionamiento interno, no obtuvieron ningún resultado considerable hasta el momento.

◆◇◆◇◆

“Esto… Como era de esperar, un artículo tan caro…”. (Elise)

“Supongo que era realmente caro, pero últimamente tengo un enorme ingreso incidental”. (Wendelin)

“Aun así…” (Elise)

“¿No nos convertiremos en una pareja casada? Puede que tenga que invocar el maná de ese anillo”. (Wendelin)

Como me había beneficiado de las ventas de las materias primas de los dos dragones subyugados y también había recibido la herencia del maestro, aún poseía más de 1000 monedas de platino.

Por lo tanto, mi sentido del dinero estaba semiparalizado. No juzgué que este anillo fuera especialmente caro.

“Cargándolo con maná y manteniéndolo cerca, ¿no podrás también utilizar la magia en caso de que ocurra algo inesperado?” (Wendelin)

“Aun así…” (Elise)

“En el caso de la iglesia, ¿no podrás usar aún más magia curativa?” (Wendelin)

“Muchas gracias. Lo apreciaré mucho”. (Elise)

Si se negara insistentemente aquí, desprendería una sensación de descortesía a la inversa.

Así pues, Elise aceptó obedientemente el anillo que le había comprado.

“(Sin embargo, esa no es la única razón.)” (Wendelin)

Era una especie de amenaza hacia el Cardenal Hohenheim.

Como Elise era una celebridad hasta cierto punto, al darle un anillo de compromiso de tan alto precio, siempre lo llevaría puesto, ya que era un instrumento mágico en forma de artículo de uso diario, haciendo que los alrededores lo vieran claramente.

Era algo que se podía esperar que causara rumores muy pronto.

Incluso si después me viera arrastrado a una disputa entre nobles y fuera abandonado repentinamente, ¿podrían dejarme en la cuerda floja?

A pesar de que el barón Baumeister le compró a su nieta un anillo de compromiso de 3 monedas de platino como regalo, la reputación del Cardenal Hohenheim ciertamente caería si fuera un hombre de corazón frío que abandonara a esa persona.

“(Protéjame con el poder de la iglesia ya que la mitad es un anillo de compromiso con la iglesia). Ah, ¿puedes reponer el maná?” (Wendelin)

Siguiendo la explicación del comerciante, al tocar la gema mágica debería tener la imagen de distribuir el maná.

La gema mágica, que hasta ahora había sido gris, comenzó a brillar con un color similar al de la esmeralda.

“¿El cliente-sama es un mago después de todo? Lo que me recuerda que actualmente hay un Barón Baumeister en la capital real que ganó fama matando dragones. Además, la «Santa de los Hohenheim» va a ser su prometida o algo así”. (Comerciante)

“¡Qué! ¿Te has dado cuenta?” (Wendelin)

De un modo u otro, este comerciante se las arregló para darse cuenta de las verdaderas identidades de Elise y mía.

“Aunque la mitad fue por intuición, pensé que debía recomendar la gema mágica de este anillo si ese era el caso”. (Comerciante)

“Después de todo, eres un comerciante”. (Wendelin)

“Sí, ya que así me gano la vida”. (Comerciante)

A pesar de que nos vieron pasar, como pude darle a Elise un excelente anillo, que cumplía con un propósito de belleza y uso práctico, decidí considerarlo como algo bueno.

Además, este comerciante tampoco parecía tener la intención de charlar inútilmente con su entorno sobre que éramos sus visitantes.

“Los productos de nuestra tienda son caros. Desde el punto de vista de la prevención del crimen, tenemos en cuenta no filtrar información sobre nuestros clientes.” (Comerciante)

“(Como noble, a menudo hay situaciones en las que no podrían admitir públicamente para dar un accesorio a una mujer también, ¿eh?)” (Wendelin)

Terminé con seguridad mi primera cita con Elise.

También pude elevar mi prestigio al comprarle un anillo de compromiso.

Por fin siento que pude calmar mi mente.

Vastolord

Esta traducción fue realizada por Vastolord-sama (Lucho) para todos los queridos lectores/as, espero que disfruten de mis traducciones y de la web. Si mi trabajo es de su agrado, les pido que compartan en sus redes sociales, así de esta manera, me motivan a seguir con todo esto. Y no olviden comentar abajo. ¡Saludos cordiales!

Vastolord

Mantente informado del contenido!

Mis redes sociales!

navegación de capítulos

Comparte en tus redes sociales!
error: ¡No permitido!