Ir al contenido
Portada » Blog » Novelas Ligeras » Hachinan tte, Sore Wa Nai Deshou! » Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 1 Interludio 1

Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 1 Interludio 1

Interludio 1 - No puedo convocar a un familiar.

“¡Quiero una mascota!” (Wendelin)

Aunque me han dado libertad para hacer lo que quiera durante el día, en realidad no tengo mucho que hacer con mi tiempo libre.

Tengo estrictamente prohibido ayudar en el trabajo de desarrollo del territorio ya que podría causar una crisis de sucesión dentro de la Casa Baumeister.

En realidad, nadie me lo ha dicho directamente, pero Erich me lo advirtió antes de irse y me lo recuerda regularmente en sus cartas.

“Kurt no es lo suficientemente valiente como para ir tan lejos…” (Wendelin)

Soy más que capaz de cultivar nuevas tierras, cavar canales de irrigación o despejar terrenos para carreteras y otros trabajos logísticos.

Probablemente se me utilizaría si se tratara de un territorio grande.

Por supuesto, los jefes de las grandes familias nobles apartan reservas de dinero para utilizarlas como compensación para los hijos no herederos que tienen habilidades especiales o talento aprovechable.

Con esos fondos, se compensa adecuadamente a los hermanos menores y se les permite convertirse en el jefe de una rama de la familia, en un vasallo o en un criado con trato preferente.

Sin embargo, la Casa Baumeister es demasiado pobre para ese tipo de comodidades. Sólo el segundo hijo, Hermann, pudo casarse con una rama familiar.

Como tal, si yo asumiera un papel activo en el desarrollo del territorio, la población local empezaría a clamar, casi con toda seguridad, para que yo heredara la casa y el territorio en lugar de Kurt.

Y estarían justificados.

Por regla general, en un territorio pequeño como éste, la persona que más pueda contribuir al desarrollo del territorio se ganará el apoyo de sus habitantes.

En ese sentido, recibir más admiración que Kurt sería todo lo que se necesita para fomentar la rebelión.

“Podrías ser asesinado mientras duermes. No quiero ver a mis hermanos asesinándose unos a otros, así que, por favor, sean prudentes en sus acciones”. (Erich)

Los celos son aterradores. Lo he visto antes, incluso cuando no era más que un empleado mediocre de una empresa comercial intrascendente.

No puedo imaginar cómo se magnificaría y complicaría la experiencia siendo un niño pequeño que lucha por el derecho a suceder a una familia noble.

Erich probablemente tiene razón. Probablemente me matarían mientras duermo y luego la familia le diría al mundo exterior que he muerto repentinamente de enfermedad.

No importa lo poderoso que sea como mago, no puedo luchar contra un atacante mientras duermo.

Kurt es el presunto sucesor del título y del territorio.

Y francamente, prefiero ser descartado como una carga innecesaria antes que suceder a mi padre.

“Es mejor que te hagas pasar por el inútil y despistado hijo pequeño. Debería ser fácil para ti. Has sido tratado como un bicho raro durante mucho tiempo, después de todo”. (Erich)

Me duele un poco que Erich me llame bicho raro, pero nunca lo admitiría.

Al final, sólo puedo remitirme a la sabiduría del único inteligente que ha salido de la casa Baumeister.

Si hubiera ocupado un cuerpo de mujer en este mundo *podría haberme enamorado de él.


*(N/T Vastolord: Primero Alfred, ahora Erich. Por favor Dios que se cruce con una mujer rápido o vamos a tener un Secreto en la Montaña). ☜╮(´ิ∀´ิ☜╮)


Por otra parte, como hermanos, nuestro amor estaría prohibido.

Al menos podría haber cooperado con él.

Definitivamente no dudaría en echarle una mano a Erich si alguna vez lo necesitara.

De todos modos, Erich tiene razón, no puedo hacer nada para contribuir al territorio.

Y por eso paso mis días solo en la zona no urbanizada que ocupa la parte sur de nuestro territorio, las Tierras Salvajes.

También viajo a Breitburg de incógnito una o dos veces por semana.

No puedo permitirme el lujo de dar a conocer mi verdadera identidad, ya que el conocimiento de que soy capaz de teletransportarme provocaría una crisis de sucesión con la misma rapidez que caminar por los pueblos disparando magia de batalla a gran escala.

Me estremezco al imaginar cómo reaccionarían los aldeanos si se dieran cuenta de que puedo complementar o sustituir las caravanas trianuales.

Por supuesto, si las aldeas empezaran a depender de mí para reponer sus suministros, eso sólo provocaría una nueva crisis una vez que yo muriera.

Así que este es un gran ejemplo de que ninguna buena acción queda impune.

Incluso si hubiera un beneficio para el territorio a corto plazo, al final causaría mayores daños y trastornos.

Aun así, como puedo viajar al mercado cuando quiera, ya no tengo que depender de las caravanas, lo cual es un alivio.

Pero como las cosas se pondrían feas si me descubrieran en Breitburg, hago todo lo posible por limitar mis conocidos en la ciudad.

Cuando visito Breitburg suele ser sólo para vender la presa que he cazado.

Me hago pasar por Wendelin, el granjero y trampero local, que viene a la ciudad como un hijo obediente para vender sus capturas y hacer algunas compras para su familia en casa.

He desarrollado una serie de contactos en el gremio de mercaderes, me he hecho amigo de algunos de los guardianes y he hecho negocios regulares con varios propietarios y empleados de tiendas.

También me he hecho amigo de la recepcionista de la biblioteca.

No lleva gafas, pero es una mujer hermosa que se nota que es muy culta con sólo mirarla.

Después de mi madre, creo que es la mujer con la que más contacto he tenido en este mundo.

Esa fue una sorprendente revelación que tuve hace un tiempo.

No hace falta decir que, como me estoy distanciando de la gente del territorio y de la gente de Breitburg, me siento bastante solo.

En mi mundo anterior, había mucha gente solitaria que tenía mascotas como forma de compañía.

Como mago, no sería raro que tuviera un familiar.

Así que había investigado últimamente sobre el tema de los magos y los familiares, primero en la biblioteca y después en el libro que me había dejado el Maestro.

En realidad, el Maestro no tenía un familiar, y la razón de ello es ridículamente sencilla.

“Los familiares se convierten en los ojos y los oídos de un mago. También pueden utilizarse para permitir una recuperación más rápida del maná. Sin embargo, sólo los magos con una alta afinidad por los animales pueden formar un contrato”.

En pocas palabras, sólo aquellos magos que tienen afinidad con los animales pueden tener un familiar.

“Así que veamos si soy amado por los animales…” (Wendelin)

Dudo que sea tan sencillo como acercarse a un lobo y decirle “buen chico”, pero aun así lo intenté como prueba.

Supuse que tal vez uno de los lobos, por casualidad, estaría en sintonía con mi misma longitud de onda o algo así y decidiría convertirse en mi familiar.

Así que saqué un poco de carne de conejo de mi bolsa mágica, localicé la manada de lobos más cercana utilizando mi magia de detección y me acerqué a ellos agitando la carne en su cara.

“¡Mira! ¡Es una carne deliciosa! Buenos chicos, ¿quieren la carne?” (Wendelin)

“¡Wuuuu!” (Lobo)

“¡Aquí chicos! ¡No se asusten! ¡No hay necesidad de asustarse!”

Me parece haber visto una escena similar en un anime que vi una vez, pero como no está mal repetirla, sigo intentando atraerlos.

Al escuchar mis palabras, los lobos se movieron de inmediato.

“¡Grau-grau!” (Lobos)

“¡Uwooon!” (Lobos)

“¡Es inútil!” (Wendelin)

En lugar de ser domados, la manada de lobos se me echó encima como un grupo de niños hambrientos en la fila de un buffet.

La verdad es que daba un poco de miedo.

“¡Maldita sea! ¡No está funcionando!” (Wendelin)

Era consciente de que no es fácil para un humano comunicarse con otras especies, pero supongo que me había hecho ilusiones.

Supongo que tendré que resignarme a ser un solitario.

Así que, después de haberlo intentado como en la universidad, acepté mi fracaso y me consolé adquiriendo unas cuantas pieles de lobo nuevas.

No puedo comer carne de lobo porque huele mal, pero las pieles se pueden vender por una buena suma.

“Habrías comido mucha carne deliciosa si te hubieras convertido en mi familiar. Ahora mírate… patético…” (Wendelin)

Después de reñir a uno de mis aspirantes a lobo mientras lo metía a él y a unas cuantas docenas de sus congéneres en mi bolsa mágica, activé mi magia de detección para buscar un nuevo candidato a familiar.

Sin embargo, por muy amable que sea, todos los animales que intento tentar me enseñan los dientes y atacan.

Bueno, el nombre lo delata un poco, pero los habitantes del Territorio del Caballero Baumeister no deben venir a las Tierras Salvajes muy a menudo.

Lobos, jabalíes e incluso algunos ciervos grandes. Intento cautivarlos uno por uno, pero todo lo que obtengo a cambio es hostilidad.

No son monstruos, así que esperaba que tuvieran mejores modales.

“Al menos ahora tengo mucha carne y pieles de más”.

Finalmente, a pesar de mi más sincero esfuerzo, no puedo percibir ningún animal en mi área usando la magia de detección.

Los maté a todos.

En lugar de hacer un amigo todo esto se había convertido en un largo viaje de caza.

“Oh, bueno. ¡Me gusta ser un solitario de todos modos! ¡Tendré más tiempo libre para entrenar mi magia de esta manera!” (Wendelin)

Me imagino que poner más esfuerzo en esto de los familiares no cambiará realmente nada, así que empecé a mirar alrededor con magia de detección mientras volaba a casa.

“Eso es… ” (Wendelin)

Por un breve momento, me pareció ver una fina luz que salía de la montaña rocosa que tenía delante, así que me dirigí a comprobarlo.

Al llegar, agarro un trozo de la roca suelta y uso la magia de verificación en ella.

Resulta que la montaña contiene una veta de mineral de cobre.

Personalmente, no tengo ni idea de minerales.

Si me limitara a mi propia perspicacia, dudo que pudiera distinguir el mineral en bruto de las gemas preciosas.

Pero cuando utilizo la magia de detección y verificación en conjunto, puedo descifrar fácilmente el contenido de un trozo de roca.

Este es un hallazgo afortunado. Puedo usar este mineral para practicar [Extracción] y [Recombinación] que son mis hechizos de introducción a la alquimia.

Practicar los mismos hechizos una y otra vez me permite aumentar mi eficiencia de maná, la precisión de los hechizos y el poder, así que intento hacerlo siempre que puedo.

Con el paso del tiempo, si soy diligente en mi práctica, debería ser capaz de lanzar los mismos hechizos más rápido, a mayor escala y utilizando relativamente menos maná.

“Oh, hombre, es casi la hora de dormir. Tengo que llegar pronto a casa… Tendré que dejarlo así por ahora”. (Wendelin)

Habiendo hecho una evaluación preliminar, puedo decir que la montaña definitivamente contiene una veta decente de cobre.

Aunque no he detectado mucho más, mañana podré realizar una exploración más completa.

Realmente preferiría dormir aquí fuera bajo las estrellas, pero causaría muchos problemas si un menor como yo no volviera a casa por la noche.

 

◆◇◆◇◆

 

“Cobre, plata, y también oro… quizás pueda minar un poco…” (Wendelin)

Al día siguiente investigué más la montaña mientras comía unas bolas de arroz caseras.

Aunque me aseguro de desayunar en casa, últimamente me contengo para guardar espacio para mis propios platos.

Cuando estaba en Breitburg había encontrado una olla grande que me sirve para hacer arroz, así que estos días la saco de mi bolsa mágica cada vez que tengo antojo de bolas de arroz.

Hago un hornillo dondequiera que esté en un instante usando magia de tierra y aplico calor usando magia de fuego.

En mi antiguo mundo había visto una vez un anuncio con un tipo que cocinaba sobre un gran fuego abierto.

No podía dejar de pensar en él cada vez que montaba mi cocina exterior.

Al principio, mis intentos sólo daban como resultado una costra de arroz chamuscado y ennegrecido, pero cuando me acostumbré al aumento del calor aprendí a cocinar un delicioso arroz frito.

Como ingredientes, suelo utilizar carne que cazo yo mismo en las Tierras Salvajes o pescado que pesco yo mismo en la costa.

A partir de ahí, añado mi miso y salsa de soja caseros, huevos, algas hervidas y vinagre (que hice con materiales que compré en Breitburg), y luego lo remuevo todo con la magia del viento.

Si hago grandes porciones y las guardo rápidamente en mi bolsa mágica (para que no se estropeen con el tiempo), no necesito cocinar tan a menudo.

Aun así, no puedo evitar maravillarme de lo cómoda que puede ser la magia.

Por supuesto, a pesar de que mis platos caseros son absolutamente apetecibles, todavía hay algunos obstáculos enormes para la producción en masa a escala comercial.

Pero no tengo ninguna obligación de comercializar o difundir estos platos, así que no puedo quejarme.

“En realidad no quiero venderlo en masa. Todo lo que quiero es suficiente para mí”. (Wendelin)

Además, como uso mucho maná preparando los platos, es como matar dos pájaros de un tiro.

El asunto de la comida deliciosa puede esperar hasta que salga de casa.

No es que haya un comerciante que vaya a tratar con un niño de ocho años, aunque el niño sea hijo de un noble.

Así que tendré que crecer un poco y salir de casa antes de intentar algo así.

Aun así, hacer lo que me plazca aquí en el desierto es como una forma de alivio del estrés.

“¿Hmm?” (Wendelin)

Mientras me perdía en mis pensamientos y terminaba la [Recombinación] en un lingote de cobre, noté que un oso entraba en el rango de mi magia de detección.

Es bastante grande.

No se puede comparar con el oso negro casi domesticado que había visto en un rancho de osos en mi vida anterior.

Vuelo hacia él y me sorprende que me mire sin enfadarse ni enseñar los dientes.

En su lugar, se limita a mirarme con lo que creo que es un gran interés.

“¿Tal vez seas tú el que he estado buscando?” (Wendelin)

Un animal con una misma onda.

Mi investigación indica que es raro que los osos sean familiares, pero no es completamente inaudito.

Así que sólo puedo asumir que, dada su actitud dócil, la posibilidad de que pueda domesticar a este oso y convertirlo en mi familiar debe ser alta.

“¡Hagamos esto!” (Wendelin)

A pesar de mi excitación, consigo sacar con calma un poco de carne de conejo de mi bolsa mágica y se la enseño al oso.

El oso la olfatea mientras se acerca cautelosamente a mí.

“Así que mi familiar es un oso… Me pregunto cómo nos ocuparemos de transportarlo… bueno, eso es un problema para más adelante”. (Wendelin)

Sinceramente, estoy pensando sobre todo en lo genial que será montar en su lomo.

Pero, de repente, mis sueños se rompen y se transforman en una pesadilla.

El oso arremete con sus enormes dientes expuestos en un intento de hacerse con mi comida.

La situación se vuelve peligrosa en un instante. Sólo sobrevivo gracias a mi entrenamiento diario con la espada.

Aunque no tengo ningún talento para la espada, entrenar mi cuerpo día tras día ha mejorado mucho mi control corporal en comparación con hace unos años.

Si no fuera por eso, probablemente no habría sido capaz de esquivar el repentino avance del oso con tanta agilidad.

“¡Maldita sea! ¿Cómo te atreves a jugar con mi corazón puro?” (Wendelin)

Encuentro mi venganza en forma de una flecha mágica que envío navegando directamente entre los ojos del oso.

Deja tras de sí una piel de buena calidad, mucha carne y su hígado, que puede usarse como ingrediente para hacer ciertas medicinas.

Y una vez más he confirmado el hecho de que soy un solitario.

Vastolord

Esta traducción fue realizada por Vastolord-sama (Lucho) para todos los queridos lectores/as, espero que disfruten de mis traducciones y de la web. Si mi trabajo es de su agrado, les pido que compartan en sus redes sociales, así de esta manera, me motivan a seguir con todo esto. Y no olviden comentar abajo. ¡Saludos cordiales!

Vastolord

Déjame tu correo y te mantendre informado cada vez que suba contenido!

Mis redes sociales!

navegación de capítulos

Comparte en tus redes sociales!
error: ¡No permitido!