Ir al contenido
Portada » Blog » Novelas Ligeras » Hachinan tte, Sore Wa Nai Deshou! » Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 1 Capítulo 6

Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 1 Capítulo 6

Capítulo 6 - La existencia de la magia.

“¿Magia?” (Erich)

“Sí, magia”. (Wendelin)

La hora de la comida llegó justo cuando iba a empezar a leer. Me dirigí al comedor con angustia.

El almuerzo era sólo pan integral con sopa de verduras y carne picada sazonada con sal. Igual que el desayuno.

“Me alegro de poder comer”, pensé en mi interior.

Mientras terminaba, decidí preguntarle a Erich, que estaba sentado a mi lado, qué sabía sobre la magia.

Mis padres y mis hermanos mayores estaban absortos en su discusión sobre la mejor manera de cultivar las tierras de labranza recién ampliadas y no me prestaron atención.

“La mayoría de los textos importantes sobre magia se encuentran en el estudio de padre. Incluso tenemos una bola de cristal que puede determinar si tienes alguna aptitud para el entrenamiento mágico”. (Erich)

Parece que este mundo no trata su conocimiento de la magia como un secreto.

Aparentemente había libros detallados sobre el tema en el estudio, a pesar de que padre no podía usar la magia.

“La bola de cristal es una cosa, pero los libros de magia son más baratos que la mayoría de los otros libros”. (Erich)

Tiene sentido a la luz del hecho de que muy pocas personas tienen un talento mágico innato.

Aparentemente, el talento mágico no es hereditario, por lo que las posibilidades de que el hijo de un granjero se convierta en un prodigio son las mismas que las de un hijo de un noble.

Para garantizar que cualquier persona con aptitudes pueda aprender magia, se decretó que los libros de magia debían ser fácilmente accesibles a personas de todas las clases, incluso a los plebeyos.

De este modo, no tendré que pasar toda mi vida sin saber si tengo talento para ello.

Además, como al Estado le interesa identificar a las personas con potencial para convertirse en grandes magos, el Estado corre con los gastos de la publicación de los libros.

“En realidad, la mayoría de los humanos tienen una pequeña cantidad de maná, pero no la suficiente para lanzar hechizos a una escala significativa. Dicen que sólo uno de cada mil tiene suficiente magia para usarla”. (Erich)

Además, de ese número, sólo la mitad es capaz de producir una chispa o llenar un vaso de agua al menos una vez al día.

Eso es todo lo que pueden hacer.

“Un mago que pueda producir una bola de fuego capaz de quemar monstruos es extremadamente raro. Por eso, esos magos cobran sueldos elevados y suelen acabar al servicio de la familia real o de uno de los nobles de mayor rango”. (Erich)

Por supuesto, la realeza y los nobles harían todo lo posible por conseguir un mago de ese calibre; una persona así debe ser una entre varios miles.

Dudo que aparezcan todos los días.

El reino tiene una población de unos cincuenta millones de habitantes (según un libro que he leído). Si suponemos que esa cifra es correcta, he calculado que sólo debe haber entre 10 y 20 mil personas capaces de usar la magia.

Y esa es una estimación generosa.

“Lo siguiente es…” (Erich)

Erich explicó que los magos parecen tener aptitudes específicas.

Están los magos clásicos que usan hechizos de ataque como bolas de fuego, flechas de hielo, misiles de roca y cuchillas de viento.

Luego hay algunos que utilizan la magia para fortificar sus cuerpos y mejorar sus músculos, combinando la magia con técnicas de combate cuerpo a cuerpo para aumentar su poder de ataque, agilidad y capacidad defensiva.

También hay personas que se especializan en magia no relacionada con el combate, como las comunicaciones o el transporte.

Por último, hay quienes purifican minerales metálicos, crean cristales mágicos para almacenar maná o se especializan en la fabricación de objetos mágicos, herramientas o armas.

La fuerza relativa de los magos puede considerarse como una pirámide.

En la parte inferior hay mucha gente que tiene una reserva de maná relativamente pequeña.

A medida que se asciende, hay cada vez menos personas, pero cada una de ellas tiene una reserva de maná mayor que las de abajo.

En la cima de la pirámide, hay muy pocas personas, pero cada una de ellas tiene una enorme cantidad de maná.

Otra forma de decir esto es que existe una correlación inversa entre el tamaño de la reserva de maná de un mago y el número de magos con una reserva de maná mayor o igual.

De ello se deduce que los pocos magos que están en la cima son capaces de utilizar muchos tipos de magia y por lo tanto, cobran sueldos elevados.

“La magia es propia de los sueños…” (Wendelin)

“Bueno, sí…” (Erich)

Erich dejó escapar una complicada sonrisa.

Parece el sueño de un niño, pero yo tengo 25 años por dentro, así que ya no tengo sueños tan fantasiosos.

Sin embargo, me parece que cuando adopto la actitud caprichosa de un niño con los adultos, éstos siempre me miran con cierta nostalgia.

“Recuerdo cuando practicaba la magia todos los días, como tú, Wend”. (Erich)

Erich rememoró.

Supongo que Wend es mi apodo.

“¡Voy a empezar a practicar magia ahora mismo!” (Wendelin)

“¡Hazlo lo mejor que puedas!” (Erich)

Después de charlar con Erich, terminé rápidamente mi comida y me apresuré a ir al estudio.

Absortos en sus discusiones sobre la tierra recién recuperada, el resto de la familia no se dio cuenta de que me escabullía.

Como soy un niño inútil, nunca hicieron más que lo mínimo por mí.

No me malinterpreten, no es que me obligaran a hacer trabajos duros ( no es una familia cruel).

Aun así, realmente quiero independizarme.

Vastolord

Esta traducción fue realizada por Vastolord-sama (Lucho) para todos los queridos lectores/as, espero que disfruten de mis traducciones y de la web. Si mi trabajo es de su agrado, les pido que compartan en sus redes sociales, así de esta manera, me motivan a seguir con todo esto. Y no olviden comentar abajo. ¡Saludos cordiales!

Vastolord

Déjame tu correo y te mantendre informado cada vez que suba contenido!

Mis redes sociales!

navegación de capítulos

Comparte en tus redes sociales!
error: ¡No permitido!