Ir al contenido
Portada » Blog » Novelas Ligeras » Hachinan tte, Sore Wa Nai Deshou! » Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 1 Capítulo 3

Hachinan Tte, Sore Wa Nai Deshou! Volumen 1 Capítulo 3

Capítulo 3 - Una pobre casa noble en la frontera más al sur.

“(…)”

Tras absorber los recuerdos del anterior Wendelin en forma de sueño, me desperté junto a mis nuevos hermanos para desayunar en el comedor de la mansión.

El término mansión implica cierta grandeza, pero no te dejes engañar.

No es más que la mansión de un noble de menor rango, por lo que carece de la mayor parte de la opulencia que cabría esperar.

La mansión tiene habitaciones como un estudio y un almacén (para guardar comida, dinero, bienes y armaduras), pero por lo que puedo ver, sólo es un poquito más bonita que la casa de un rico comerciante.

Los que tienen su propia habitación personal son el actual cabeza de familia, Arthur (45 años), Johanna (44, la esposa legal de Arthur), Kurt (25, el hijo mayor) y Hermann (23, el segundo hijo).

Los cuatro hermanos restantes de la esposa legal han sido metidos en una habitación.

Además de mí, son Paul (19 años, tercer hijo), Helmut (17 años, cuarto hijo) y Erich (16 años, quinto hijo).

Esta casa superpoblada da lugar a una escena deprimente, aunque sería un buen escenario para una novela antigua o algo así.

Cabe destacar que la amante de Arthur, Leila (31), reside con sus padres en la villa del jefe del pueblo.

Con ella viven sus hijos, Walter (14 años, el sexto hijo), Karl (13 años, el séptimo hijo), Agnes (11 años, la hija mayor) y Karina (10 años, la segunda hija).

La mayoría de la gente de este mundo parece tener nombres tomados de la llamativa tradición de los nombres alemanes, pero no parece haber mucha sustancia en ello.

Parece que la gente es más o menos igual en cualquier mundo.

Por la información que recogí en mi sueño de anoche, la razón por la que no todos viven juntos en la mansión es que hay muy pocas habitaciones para albergar cómodamente a tanta gente.

Además, no hay razón para que los hijos de la amante vivan en la mansión, ya que realmente no necesitan la educación de un noble.

De hecho, no hay una buena razón para que las dos ramas de la familia se relacionen regularmente.

Sin embargo, el anterior Wendelin se había reunido con ellos varias veces.

Mi padre y mi madre no se llevan bien con el hijo y heredero del jefe de la aldea, que es una persona influyente en el territorio.

Eso es aparentemente un problema, pero la política de todo esto no me importa ya que no lo heredaré.

En la mansión tenemos una serie de criados cuyo trabajo es mantener la casa.

Abel (71) es el mayordomo. Lleva sirviendo a la familia desde que mi abuelo era el jefe de la casa.

También hay cuatro criadas, pero todas son ancianas de uno de los pueblos (lo que supongo que es para que no haya forma de que *Arthur, con nula capacidad de planificación familiar, las deje embarazadas).


*(N/T Vastolord: bueno, a Arthur le dicen “abeja”; donde pica hincha el desgraciado). \ (; ゚∇゚) /


También hay criados que comandan la milicia en tiempos de guerra, pero básicamente son agricultores, artesanos, cazadores o herreros de las aldeas.

Como no viven en la mansión, todos ellos se desplazan al trabajo desde sus casas familiares en alguna de las aldeas.

En las aldeas pobres de la frontera, como las de nuestro territorio, no hay diferencia entre un guerrero y un agricultor.

Si hay una emergencia, los nobles pueden reclutar a la población a voluntad.

Aun así, no ha habido ningún conflicto en un territorio pequeño como éste en los últimos 200 años.

Hay varias razones para ello.

Para empezar, el Territorio del Caballero Baumeister, gobernado por el actual jefe de familia, Arthur von Benno Baumeister, está en el extremo sur del Reino de Helmut, que se encuentra en el continente de Lingaia.

Lingaia sólo tiene dos potencias principales, siendo el Sacro Imperio de Urquhart el único país que podría oponerse al Reino de Helmut.

Los dos países están divididos por una frontera que va de este a oeste, con el Imperio en el norte y el Reino en el sur.

Sin embargo, ambos países están gastando actualmente importantes fondos y mano de obra para desarrollar sus respectivos territorios fronterizos.

Es decir, ninguna de las dos partes puede permitirse una guerra en estos momentos.

Como medida de precaución, ambas naciones habían mantenido históricamente ejércitos permanentes.

Sin embargo, hace unos 200 años las dos naciones firmaron un tratado de alto el fuego y disolvieron sus ejércitos permanentes, ya que su mantenimiento sólo suponía un gasto de alimentos y recursos.

Así, se estableció una frontera pacífica.

Además, el tratado abrió el comercio entre los dos países.

Con los dos países beneficiándose de su relación pacífica, las llamas de la guerra que habían envuelto al continente se calmaron.

Por supuesto, siempre hay algunos partidarios de la línea dura que intentan reavivar las tensiones.

Por lo tanto, puedo estar seguro de que no tendré que vivir la guerra. Soy afortunado en ese sentido.

“¿Querido, ¿qué sucede?” (Johanna)

Miro fijamente la comida que tengo delante. Pan integral servido con verduras y una pequeña porción de carne.

Un tazón de sopa sazonada sólo con sal.

Es una comida increíblemente sosa, pero parece que comer carne por la mañana es la marca de la nobleza.

Además, los nobles hacen tres comidas al día, mientras que los campesinos sólo hacen dos.

Como el menú de los campesinos y de los nobles incluye pan y sopa, la distinción social no parece ser tan pronunciada.

El pan moreno era duro e insípido, si tan sólo fuera seguido por un poco de pan blanco suave, mermelada, mantequilla, queso y té, entonces esta pobre comida parecería un festín.

He oído que hay grandes diferencias en el menú entre las zonas rurales más pobres y las zonas urbanas más ricas.

No lo sabré con seguridad hasta que visite otras zonas, por supuesto.

Pero si eso es cierto, tengo una noticia decepcionante: nuestro territorio parece ser bastante pobre.

“El gremio de aventureros ha rechazado nuestra petición de establecer una sucursal en nuestro territorio”. (Arthur)

“Puede que hayan estado ocupados con otros trabajos”. (Johanna)

“Al menos podrían haber despejado algunas rutas más de transporte”. (Arthur)

Mi nuevo padre, Arthur, tiene una mirada agria mientras mira fijamente su sopa.

Como había aprendido antes, la magia existe en este mundo.

La magia existe, y las criaturas como los monstruos existen, por lo que tiene sentido que haya aventureros que cazan esos monstruos para ganarse la vida.

Y esos aventureros pertenecen al gremio de aventureros, que al parecer es bastante famoso.

“Es porque los monstruos de nuestro territorio son bastante fuertes…” (Arthur)

“¿Padre, no puedes llamar al ejército para que acabe con los monstruos de una sola vez?” (Kurt)

“Eso no es posible. Tienen miedo de repetir el mismo error que el difunto *Margrave Breithilde”. (Arthur)


*(N/T Vastolord: Margrave es el nombre en español dado al título germánico Markgraf, equivalente a marqués. La esposa de un Margrave es llamada Margravina o Markgräfin en alemán. Equivale al título de Marqués o Marquesa en Alemania).


“¿Puedo decir algo… Padre?” (Wendelin)

“¿Qué pasa, Wendelin? Y no más sopa para ti”. (Arthur)

En el sueño de anoche me enteré de que yo, el octavo hijo, tengo seis años (si se cuenta desde el año nuevo).

Soy siete años más joven que el séptimo hijo.

De ahí que se requiera que me siente al final de la mesa del comedor, en el borde incluso.

Sólo quería hacer una pregunta, pero Arthur malinterpretó mis intenciones y asumió que estaba solicitando una segunda ración.

Una prueba más de que esta casa es pobre.

“No, no estoy pidiendo más sopa. Sólo me preguntaba qué pasó con el Margrave Breithilde que trató de cazar a los monstruos”. (Wendelin)

“¿Sobre eso, ¿eh? Hace unos años recibimos una petición para ayudar al Margrave en una campaña para someter a los monstruos en el territorio de Baumeister…” (Arthur)

A juzgar por el lenguaje de la petición, el Margrave debía de estar confiado en la campaña, pero tras provocar innecesariamente a los monstruos en su propio territorio, el ejército del Margrave, compuesto por 2.000 personas, sufrió una aplastante derrota.

Poco después, el nuevo jefe del Margraviato de Breithilde tomó el mando, y su primera tarea fue reconstruir el ejército destruido.

“El nuevo Margrave Breithilde ha dejado claro que no reclamará ningún derecho en el territorio actualmente ocupado por los monstruos. Por decirlo de otro modo, no tiene intención de volver a enfrentarse a los monstruos en el territorio de Baumeister”. (Arthur)

Y así, hasta que crezca, tendré que pasar mi vida en este ominoso lugar, acosado por los monstruos.

La sopa que estaba tomando parecía casi insípida, y probablemente nunca fue muy sabrosa, ya que sólo estaba sazonada con un poco de sal.

Vastolord

Esta traducción fue realizada por Vastolord-sama (Lucho) para todos los queridos lectores/as, espero que disfruten de mis traducciones y de la web. Si mi trabajo es de su agrado, les pido que compartan en sus redes sociales, así de esta manera, me motivan a seguir con todo esto. Y no olviden comentar abajo. ¡Saludos cordiales!

Vastolord

Déjame tu correo y te mantendre informado cada vez que suba contenido!

Mis redes sociales!

navegación de capítulos

Comparte en tus redes sociales!
error: ¡No permitido!